5 de septiembre de 2012

0

Silencio

Y de nuevo se encontraba en la soledad de su habitación, sin nadie con quien compartir lo que le preocupada y hacía que no pudiera dormir.

Había vuelto a pasar, de nuevo, y sin saber cómo esta vez se preguntaba si de verdad la razón de todo esto era ella.

¿Qué podía hacer que todo el mundo la tratara así?  Lo único que se culpara en hacer es cambiar de una vida que la había consumido hasta la más mínima expresión a otra con posibilidades, lejos de ese sitio que tanto había quemado su personalidad.

Nunca nadie le había preguntado sobre todo ello, de hecho estaban viendo que se consumía por dentro pero nadie era capaz de preguntar nada, porque siempre es mejor mirar hacia otro lado y dejar que cada uno solucione sus problemas.

Pero consiguió escapar, recomponer esa parte a la que había renunciado pensando que era algo normal y natural, se sentía que había renacido y que tenía un mundo lleno de posibilidades por delante. Pero todo ello era un espejismo.

La gente tomó a bien la decisión pero hasta ahí pensaron que era su papel, después de eso ya dejaron que fuera ella quien recomponiera todos esos pedazos en los que se había hecho.

"No te preocupes, que nada cambiará, incluso será mejor" que palabras tan vacías eran ahora esas, todo igual... todo mejor...

Y ahora solo le queda el silencio de su habitación que se llena de los ruidos de la calle, mientras se pregunta si quizá ese cambio que hizo ha sido la peor decisión que ha tomado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...